Enrique Vila-Matas: Canyamel
Capdepera

"La alegría de ser extranjero

He pasado 11 días de agosto en el extranjero, en la playa de Canyamel, junto a las cuevas de Artà, Mallorca. Una experiencia nueva, no traumatizante. Después de todo, siempre deseé llevar a la práctica una idea de Elías Canetti en un aforismo: “Alguien se jura vivir en su propio país disfrazado de forastero hasta que le reconozcan. Muere, profundamente amargado, como forastero”.

El problema es que en Canyamel uno no puede jugar a disfrazarse de forastero; si eres mallorquín, catalán o de cualquier lugar de La Mancha, eres extranjero, en Canyamel, junto a las cuevas de Artà, desde el momento mismo en que pisas ese lugar. No creo que ocurra algo parecido ni siquiera si uno entra en la base norteamericana de Torrejón de Ardoz, porque allí el porcentaje de españoles debe de ser más alto. En Canyamel, más del 98% de la población es alemana. Canyamel tiene algo de experiencia piloto de lo que puede ser la isla de Mallorca en un futuro no muy lejano. Canyamel haría felices a esos dos parlamentarios alemanes que propusieron que la isla fuera una región (land) de Alemania. De este asunto se han reído mucho algunos mallorquines cuando, en realidad, no es ninguna broma."

 

Enrique Vila-Matas (Barcelona, 1948)

Desde la ciudad nerviosa, 2000

 

Escriptor. És autor de novel·la, assaig i crònica periodística. La seva carrera literària va començar el 1973 amb la publicació d'una novel·la curta i ha continuat amb títols com Historia abreviada de la literatura portátil (1985), Bartleby y compañía (2000), Desde la ciudad nerviosa (2000), El mal de Montano (2002), París no se acaba nunca (2003), Doctor Pasavento (2005) o Dietario voluble (2008), per moltes de les quals ha obtingut nombrosos premis literaris.

Wow Mallorca

Foto: Toni Font Gelabert

Aquest punt pertany a la següent ruta temàtica:
Literatura